Solo respira – mindfulness para niños y mayores

17/06/2015

Mindfulness es una de las palabras que más venimos escuchando últimamente cuando se trata de bienestar, de felicidad, de educación emocional. Mindfulness y meditación tienen mucho en común pero sobretodo destaca la capacidad de gestionar nuestras emociones de forma que no nos compliquen la vida más de lo necesario.

 

Mindfulness

Solo respira: mindfulness

He hablado en otras ocasiones de mindfulness y de meditación. Puedes recordar artículos como 5 minutos al día que te cambiarán la vida o 10 trucos para meditar mientras corres. En ambos encontrarás pistas para practicar la atención plena en distintos entornos.

Pero hoy quiero centrarme en la utilidad que tiene el mindfulness para ayudarnos a no perder los papeles, a no dejar que las emociones nos invadan hasta el punto en que dejamos de ser dueños de nuestros actos y terminamos por hacer, decir o pensar cosas de las que muy probablemente nos  vamos a arrepentir muy rápido.

Fíjate en este vídeo precioso que han realizado Julie Bayer Salzman y Josh Salzman. En él tenemos una serie de niños “maestros” que nos recuerdan que la respiración puede ser nuestra ancla de salvación cuando el miedo, la rabia, la preocupación, la desesperanza, la impotencia y tantas otras emociones, se quieren apoderar de nosotros y no nos dejan pensar con claridad.

 

El mindfulness te ayuda a frenar la impulsividad

Tomarte estos segundos o minutos para detener la escalada de las emociones y respirar es vital para evitar hacerte daño a ti y para evitar hacer daño a los demás. Recuerda bien estos sencillos pasos que te ayudarán a frenar antes de que sea demasiado tarde:

1. Las emociones no pasan de 0 a 100 en milésimas de segundo. Si prestas atención, que es otro de los beneficios de practicar el mindfulness con regularidad, conseguirás identificar las emociones justo cuando empiezan a manifestarse. De esta forma aún estás a tiempo de echar el freno.

2. Para descubrir cómo identificarlas justo cuando sacan la cabeza puedes utilizar la imaginación. Aquí va un buen ejercicio que te va a servir: siéntate en un lugar cómodo en el que puedas estar en silencio y sin interrupciones durante unos minutos. Céntrate en aquella emoción que te gustaría aprender a frenar y piensa en la última vez que la experimentaste. Ahora haz un rastreo mental a tu cuerpo, recórrelo mentalmente y fíjate en cómo cambia tu cuerpo cuando sientes esta emoción: presta atención a tu corazón, a tu respiración, a la tensión en distintos lugares del cuerpo, a la temperatura…

3. Es muy probable que hayas descubierto algo parecido a “cuando me empiezo a enfadar noto como mis mejillas se ponen más rojas y calientes y mi corazón se empieza a acelerar” o “cuando empiezo a angustiarme noto una presión en el pecho y parece que me cuesta respirar”. Si lo has conseguido, ¡felicidades! has dado un paso muy importante para conseguir tu objetivo.

4. Ahora concéntrate en respirar, simplemente respira intentando que tu respiración sea lenta, tranquila, profunda. Sigue respirando unos minutos ¿Como te sientes ahora? ¿notas como vas recuperando tu centro y tus emociones están más atemperadas?

¡Genial! Acabas de dar tus primeros pasos en una gestión adecuada de tus emociones. No te olvides de que el mindfulness es tan útil para ti como para cualquiera, niños, adultos, mayores, todos y todas ganamos con una buena gestión de las emociones.

Eso sí, practica y practica si quieres que los beneficios se vayan amplificando y no dejes de pasar por aquí para contarnos cómo te va. ¡Hasta pronto!

Te dejo un par de libros que te van ayudar mucho tanto a ti como a tus hij@s si los tienes

 

Opt In Image

Suscríbete, es gratis y cada semana recibirás artículos y consejos para mejorar tu relación de pareja y para volver a disfrutar de tu familia

 

Si te ha gustado, compártelo ahora!
Patricia Maguet Levy

Sobre el autor

Patricia Maguet Levy

¿Te ha gustado este post? Compártelo y ayúdanos a difundirlo. Puedes copiarlo o inspirarte en él para redactar tu propio post pero no olvides citar la fuente! Síguenos en otras redes sociales y Suscríbete para no perderte ningún post

Seguir Patricia Maguet Levy:

Dejar un comentario:

Dejar un comentario:

Read Next

Baile Zumba y el Corazón Satisfecho

La zumba es el baile actual y de moda en nuestra sociedad, una mezcla de ritmos latinos como la salsa, el merengue, la bachata y el reggaeton). Nació en Colombia y el significado de la palabra Zumba es un derivado de “rumba” que es como llaman los colombianos/as a las fiestas. Baile Zumba: alegría y ritmo para el corazón El Baile ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies