Fueron felices y comieron perdices: Mitos del amor romántico

08 abril 2022

Y fueron felices y comieron perdices. Las frustraciones de los mitos del amor romántico

Existen muchos mitos en torno al amor romántico. El problema de creer a ciegas en ellos, nos puede llevar a sufrir y a sentirnos frustrados por ver que no tenemos un amor como en las películas. Ni es justo ni es sano. ¿Cómo salir de este bucle? A continuación desvelamos algunos de los mitos amorosos más populares.

¿Por qué frustrarse por un mito? ¡No merece la pena! Repasamos los principales mitos del amor romántico

En las películas románticas siempre nos venden ese “amor de película”. Esa pareja perfecta que se conoce, se enamora y aunque aparezcan todo tipo de obstáculos en el camino, pueden con todo y terminan siendo “felices y comiendo perdices»

Ese concepto del amor es maravilloso. Sin embargo, no es como nos lo pintan. Ni todo es tan sencillo ni todo tiene porqué ser siempre perfecto. De hecho, la vida no es perfecta. Hay momentos felices y momentos tristes, ¡es normal!

“El amor lo es todo”

En estas películas románticas de Hollywood donde nos venden que el amor lo es todo,el hecho de no encontrarlo podría causar mucha frustración en algunas personas. Es un sentimiento que puede llegar a hacer mucho daño y no es justo, porque parte de un mito. Tener pareja es algo más, pero no lo es todo.

No hay nada de malo en “no encontrar el amor”. Hay personas que están mejor solas que acompañadas y no es raro. Simplemente, cada persona es diferente.

“Hasta que la muerte los separe”

Hay historias de amor que son preciosas y para toda la vida. De hecho, quienes se casan en la iglesia lo hacen bajo un “hasta que la muerte los separe». Pero, ¿qué hay de cierta en esta frase?

Si la analizamos en detalle, puede sonar incluso agresiva. Nada que ver con el concepto tierno y tranquilo que debería transmitirnos el amor. Claro que, todo se puede interpretar de distintas maneras.

En algunas películas hay parejas que llevan su supuesto amor hasta el extremo y juran que si no están con ellas, no volverán a ser felices con otra persona. Defendiendo firmemente el mito de “hasta que la muerte nos separe”.

En efecto, es algo que puede pasar o no pasar. Una pareja puede ser feliz junta para toda la vida y otra se puede separar por el camino, ¡y no hay nada de malo! El amor no tiene porqué ser eterno. Una pareja se puede querer mucho y que en unos años todo se termine.

“El primer amor te marca de por vida”

Siempre se ha dicho que el primer amor es el que marca y que luego no hay nada igual. Sin embargo, esto no tiene porqué ser así.

Es normal que la primera persona que formó parte de tu vida sea importante, precisamente porque fue la primera y porque viviste una serie de actos y de sentimientos por primera vez. Es quien está detrás de tu primer beso, de tu primer encuentro íntimo… Son cosas que no se olvidan y que marcan.

Pero eso no quiere decir que esa persona sea tu primer amor. Simplemente, fue con la que viviste una serie de experiencias importantes por primera vez en tu vida, un aprendizaje, una experiencia…

“No podré ser feliz con otra persona»

Si una persona está muy enamorada de su pareja y ésta la deja, puede sentir que no volverá a ser feliz con otra persona. Sin embargo, esto no se puede saber.

Dicen que cuando se cierra una puerta, se abre otra. Es ley de vida y el amor puede aparecer en cualquier parte, sin necesidad de buscarlo.

Pero sin duda, uno de los mitos más extendidos es este de que no se podrá ser feliz con otra persona, precisamente porque hay muchas personas en el mundo y nunca sabes quien te puede cambiar la vida.

“Los polos opuestos se atraen”

Seguramente habrás oído en más de una ocasión esta bonita frase, que dice que los polos opuestos se atraen. ¿Mito o realidad?

Cada pareja es diferente y nunca se sabe, pero es más probable que se atraigan más las personas con cosas en común que las que no tienen nada que ver. Al fin y al cabo, se tiene menos conversación y menos afinidad.

Pero tiene mucho que ver con “amores reñidos los más queridos”. Si se riñe mucho, tampoco es un amor sano.

“El amor todo lo cura”

Esta frase es uno de los grandes mitos del amor romántico. Lo cierto, es que el amor no puede curarlo todo porque hay cosas que son incurables.

Frente a una infidelidad, no todas las parejas reaccionan de la misma manera. Hay quienes se dan una segunda oportunidad y también quienes reaccionan de manera violenta y desaparecen para siempre.

Cada relación es diferente y desde luego el amor no lo cura todo. Si hay problemas y no desaparecen, no quiere decir que no haya suficiente amor. Pero no siempre basta con el amor.

¿Cuál crees que es el mito más extendido sobre el amor?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies