Sin trabajo y sin ánimos

23/06/2012

 Nuestro país está batiendo récords en cuanto al número de personas desempleadas y nos acercamos peligrosamente a los 5.000.000 de personas inscritas en las oficinas del paro. Además sabemos que hay 1.728.400 hogares en los que todos sus miembros están desempleados y por si no fuera suficientemente grave, el paro juvenil entre los menores de 25 años es del 52,01%.

 

Estamos bombardeados por noticias sobre economía, predicciones de todo tipo sobre nuestro futuro, cifras que no paran de bailar, pero se habla muy poco del estado de ánimo de las personas que han perdido su empleo, que están en riesgo de perder sus casas, que se acercan al umbral de la pobreza o que no ven de qué forma afrontar el día a día.

¿Qué estamos viendo entre las personas desempleadas? Pues es habitual que haya bajones, decaimiento, irritabilidad, mal humor y enfados. Pero también altibajos emocionales, frustración, inseguridad. A medida que pasa el tiempo y no se ve una salida o después de entrevistas que no culminan en un nuevo empleo, es habitual que se vaya perdiendo la confianza en las propias capacidades para encontrar trabajop. Todo esto tiene un impacto sobre la autoestima y sobre nuestras creencias en nuestros propios recursos. Por no hablar del estrés y de las consecuencias en las relaciones familiares, más discusiones o menos ganas de hablar, menos deseo sexual, menos proyectos de futuro…

Dicen los expertos que los hombres, a los que socialmente se ha tendido a designar como “cabezas de familia” ya que eran quienes aportaban mayores ingresos al hogar, son los que más están sufriendo esta situación. Sin embargo las mujeres también sufren por esta situación, ya sea porque para ellas el trabajo también es fuente de realización y ambición o porque la situación de crisis tiene también consecuencias graves en las relaciones familiares.

¿Qué podemos recomendar para afrontar esta dura situación?

– Mantén la rutina como si estuvieras trabajando, como muy bien dicen, buscar trabajo es un trabajo: levántate pronto y aprovecha el día! La pereza o la desidia son peligrosas, una buena organización del tiempo te ayudará a prevenir el desánimo y a sentirte útil.

– Incorpora el ejercicio físico, si no te gusta jugar a futbol o correr, camina, pasea o elige cualquier deporte que te permita mantenerte en forma y desconectar un rato.

– Aprende, si no lo tienes claro ya, cómo ahorrar, como reducir gastos innecesarios. Busca redes de trueque o intercambio, deshazte de lo que ya no necesitas, te puede servir para conseguir algo que ahora te hace mucha falta. El intercambio también puede ser de servicios. ¿Te arreglo el desagüe de la cocina y tú me cuidas un rato al niño mientras voy a una entrevista?

– Cuida lo que tienes, no te olvides de dedicar aunque sean 2 minutos al día a agradecer lo que tienes: ¿tienes salud?, ¿tienes amigos?, ¿tienes hijos?, ¿ha salido hoy el sol?, ¿cantan los pajaritos? aún quedan muchas pequeñas cosas por las que estar agradecidos.

– Contribuye como puedas con la sociedad. Que no tengas trabajo no significa que ya no seas útil. Andamos todos escasos de recursos, son muchas las organizaciones cerca de donde tú vives que necesitan más manos. ¿Te has planteado hacer un voluntariado mientras estás en paro?

– Ah! y olvídate de la televisión, una de las peores cosas que puedes hacer es perder tu valioso tiempo viendo programas que ni siquiera te interesan.

Aquí tienes algunas pistas, si quieres saber más anímate a participar en nuestros Grupos de apoyo para personas desempleadas.

¿Te apuntas?



[issuu viewMode=singlePage width=550 height=712 backgroundColor=%23222222 documentId=120628062040-91646d69be104266b51611606327ebbd name=grupo_de_apoyo_desempleados username=psicolafamilia tag=ansiedad unit=px v=2]

Opt In Image

Suscríbete, es gratis y cada semana recibirás artículos y consejos para mejorar tu relación de pareja y para volver a disfrutar de tu familia

 

Si te ha gustado, compártelo ahora!
Patricia Maguet Levy

Sobre el autor

Patricia Maguet Levy

¿Te ha gustado este post? Compártelo y ayúdanos a difundirlo. Puedes copiarlo o inspirarte en él para redactar tu propio post pero no olvides citar la fuente! Síguenos en otras redes sociales y Suscríbete para no perderte ningún post

Seguir Patricia Maguet Levy:

Dejar un comentario:

Dejar un comentario:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies