¿Cómo llevas el primer amor de tus hijos? Lee y verás si le va a funcionar o no

28/05/2014

Si tienes hijos que rondan los 17, 18, 19 años o unos pocos más, es probable que ya hayas vivido su primer amor. Si aún no has vivido la experiencia, seguramente estarás de acuerdo en que su primera relación de pareja será un punto importante dentro de su desarrollo. Es verdad que estas primeras relaciones pueden tener algunos riesgos, pero si funcionan bien,  pueden representar una fuente de apoyo social y emocional muy importante para tu hijo y para tu hija.


Juliana Coutinho / Foter / Creative Commons Attribution 2.0 Generic (CC BY 2.0)

 

¿Pero qué es lo que hace que una relación funcione bien?

Pues evidentemente depende de muchas cosas pero una de ellas es la calidad de la relación que se refiere a si los dos miembros de la pareja muestran intimidad, afecto, cariño y apoyo mutuo. En general, tanto los jóvenes como los adultos, definimos una buena relación de pareja como aquella que nos aporta bienestar, satisfacción, compromiso y una perspectiva de futuro positiva. En la medida en que los dos miembros de la pareja sean fuentes de apoyo, seguridad e intimidad, y una base segura desde la que participar en actividades autónomas orientadas al desarrollo y crecimiento, mayor será la satisfacción de la relación.

Lo que nos falta por descubrir es cómo debe ser cada uno de los miembros de una pareja para que la relación que formen sea como la que nos gusta. Hay diferentes rasgos de personalidad y otros factores como las experiencias vividas, que harán que los chavales tengan más o menos éxito en sus relaciones de pareja. Pero hay uno que se ha revelado como fundamental: el apego.


VinothChandar / Foter / Creative Commons Attribution 2.0 Generic (CC BY 2.0)

¿Qué es el estilo de apego?

El estilo de apego que tenemos cada uno de nosotros, depende de cómo fue la relación con nuestros padres o con las personas que nos cuidaron en nuestra infancia. El hecho de que estuvieran o no disponibles y atentos a tus necesidades, condicionará la forma en que ves a los demás y a medida que vas creciendo, condiciona también cómo serán tus relaciones de pareja.  En funcion de estas experiencias tempranas, puedes haberte convertido en una personas segura o insegura en tus relaciones con los demás y también tendrás más o menos capacidad para abrirte, expresar tus necesidades y emociones y para confiar en las personas que tienes más cerca.

¿Cómo puede ser el apego de mi hij@?

Si cuando eras niñ@ tus figuras de apego (padre, madre o cualquier persona que hiciera estas funciones parentales) estaban disponibles, te ofrecieron la atención y los cuidados necesarios, desarrollas un estilo de apego seguro que te permite confiar en tu pareja y en las personas más cercanas.

Si no fue así, puede ser que hayas desarrollado un estilo de apego ansioso, que te lleva a sufrir y sentirte insegur@ siempre que sientes que las personas que quieres no están disponibles. O bien un estilo de apego evitativo que hace que tu sistema de apego se desactive y tires la toalla con mucha facilidad cuando las cosas no van como nos gustaría que fueran. Ante la posibilidad de que una relación te haga sufrir cortas por lo sano y te cuesta comprometerte realmente a largo plazo.

Si tienes un estilo de apego seguro, lo más probable es que hayas sido capaz de transmitir esa seguridad a tus hijos. En el caso de que tu estilo de apego sea inseguro, reconocerlo y estar atent@ a su expresión, te ayudará a acompañar a tus hij@s para que no reproduzcan el mismo modelo.


Thokrates / Foter / Creative Commons Attribution-NonCommercial 2.0 Generic (CC BY-NC 2.0)

¿Y cómo es el estilo de apego de mi hij@?

Los estudios sobre el apego al inicio se centraron al principio en los niños pequeños, pero poco a poco se fue descubriendo que el estilo que se había consolidado en cada uno de nosotros en la infancia, terminaba condicionando la calidad de nuestras relaciones de pareja en el futuro.

Los resultados de numerosos estudios científicos que se han realizado aquí y en otros países occidentales, señalan que cuanto más positivo es el ambiente familiar, mayor capacidad tendrá el/la joven para formar y mantener relaciones íntimas y mayor satisfacción experimentará en ellas.

No obstante, uno de los últimos estudios realizados parecen indicar que el padre del sexo opuesto juega un rol más significativo que el del propio sexo, aunque, en aspectos diferentes de la relación de pareja. En los chicos, el apoyo proporcionado por la madre parece que condiciona la percepción de seguridad y de disponibilidad que tendrán de su pareja.  En el caso de las chicas, la seguridad y confianza del padre será muy importante para la percepción de comodidad ante situaciones de proximidad e intimidad por parte de sus parejas.

¿Qué puedes hacer para que tu hij@ desarrolle un apego seguro?

Ofrécele apoyo, afecto, calidez y estabilidad emocional. Quizás no seas el padre o la madre perfectos, ninguno lo somos, pero cuántos más modelos tenga  a su alrededor, mejor.

No te aísles, relaciónate con tu familia extensa, con amigos, vecinos, compañer@s de la escuela… y deja que pueda conocer y relacionarse con distintos tipos de familias.

Descubre cuál es tu estilo de apego, te ayudará a reproducir con tus hij@s todo lo que favorece el desarrollo de su confianza y seguridad y a modificar todo aquello que les puede complicar la salud de sus relaciones.

Si no tienes claro cuál es tu estilo, escríbenos y te enviaremos un cuestionario para que lo identifiques.

Fuente:  Vínculos afectivos en la infancia y calidad en las relaciones de pareja de jóvenes adultos: el efecto mediador del apego actual. Anales de psicología, 2014

Opt In Image

Suscríbete, es gratis y cada semana recibirás artículos y consejos para mejorar tu relación de pareja y para volver a disfrutar de tu familia

 

Si te ha gustado, compártelo ahora!
Patricia Maguet Levy

Sobre el autor

Patricia Maguet Levy

¿Te ha gustado este post? Compártelo y ayúdanos a difundirlo. Puedes copiarlo o inspirarte en él para redactar tu propio post pero no olvides citar la fuente! Síguenos en otras redes sociales y Suscríbete para no perderte ningún post

Seguir Patricia Maguet Levy:

Dejar un comentario:

Dejar un comentario:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies