7 problemas de pareja que mejoran con terapia psicológica

08 febrero 2022

7 problemas de pareja que mejoran con terapia psicológica

En muchas ocasiones, las parejas tienden a normalizar determinados problemas porque todo resulta más sencillo de esa manera. Pero, ¿es lo mejor? Desde luego que no. En la siguiente guía hablaremos de los principales problemas de pareja que pueden mejorar o solucionarse completamente con ayuda de la terapia psicológica.

.Problemas de parejas que mejoran con la terapia psicológica

1- La falta de comunicación en la pareja

Uno de los principales problemas que se pueden combatir con la terapia psicológica de pareja, es el de la falta de comunicación. Se tiende a ver como algo normal con el paso de los años, a causa del desgaste, pero no es sano.

Para que una pareja funcione y sea feliz, debe haber una buena comunicación. No se deben guardar las cosas ni mucho menos no escuchar a la pareja, dado que es señal de que las cosas no van bien.

Si es tu caso, mi consejo es que te pares a reflexionar y hagas un esfuerzo por tratar de escuchar a tu pareja. Porque un gesto así puede hacer que se convierta en recíproco y poco a poco todo se estabilice.

Si estáis en un punto en el que no os sentís escuchados ni comprendidos, os vendrá bien contar con ayuda profesional para que estas dificultades no terminen por distanciaros definitivamente. 

2- Las discusiones

Todas las parejas discuten pero cuando discutes día sí y día no, cuando sales de una discusióny ya estás en la siguiente, entonces las cosas no están bien.

La comunicación se hace imposible y la impotencia, la ansiedad y la desesperanza pueden hacer su aparición.

¿Qué está pasando? ¿Por qué habéis llegado a este punto? pero sobretodo ¿cómo podéis liberaros de este círculo vicioso? Si por vosotros mismos no lo lográis, es momento de buscar terapia de pareja. 

3- Las infidelidades

En la guía sobre los errores a evitar si has sido infiel, abordamos esta problemática. Pero, ¿tiene arreglo una infidelidad? ¿Se puede solucionar? Ante todo, depende de la pareja.

Cada pareja es un mundo y hay relaciones que se pueden llegar a reconstruir. Claro que, para que de verdad funcione, es importante saber qué ha motivado a la persona infiel a serlo. ¿La pareja funcionaba antes de la infidelidad?. ¿Qué problemas había? ¿Existe suficiente base como para reconstruir la relación. ?

En estos casos, aunque todo parece estar perdido, un psicólogo especialista en terapia de pareja puede ayudaros a ver cuál es la mejor opción para vosotros.

4- El distanciamiento

Cuando las cosas no van bien en una pareja, también se puede producir la fase de distanciamiento. Es decir, los miembros de la pareja se vuelven más independientes y van más “a su aire”. Claro que, si se quiere seguir con la relación a pesar de todo, hay cosas que debemos cambiar.

Para solucionarlo, la terapia psicológica puede ser una gran aliada. Por medio de esta herramienta, los miembros de la pareja podrán hablar sobre lo que sienten, sus cualidades, qué les ha unido en el pasado, qué les une ahora, a qué aspiran, etc.

Si todavía hay química y ganas de apostar por la relación, desde luego que merece la pena intentarlo.

5- Problemas con los hijos

Aunque los hijos pueden llegar a ser lo más maravilloso del mundo para sus padres, también pueden ser una fuente de conflicto. Es algo completamente normal y que la pareja debe asumir.

El detonante, en este punto, puede deberse a lo que cada miembro de la pareja considera que es mejor para su educación.

Lo que para uno puede estar bien, para el otro puede no estar tan bien. Por ello, es fundamental llegar a un consenso en su educación.

Hablarlo siempre ayuda pero si intentáis hablar pero no hay forma de llegar a soluciones comunes, es momento de pedir ayuda. 

6- Aburrimiento

Lamentablemente, el aburrimiento es uno de los motivos por los que muchas parejas deciden romper y empezar de cero con terceras personas.

Hay que evitar caer en la monotonía, que no se apague la chispa. Por lo que, es clave luchar y no caer en la fase del aburrimiento.

En estos casos, suele ocurrir que un miembro de la pareja eche la culpa al otro, aunque suele ser cosa de dos. Lo que debemos hacer es comunicarnos con nuestra pareja, hacer más cosas juntos, buscar nuevos alicientes, etc.

Digamos que, se pueden explorar soluciones si de verdad se quiere salvar la relación, antes de caer en el aburrimiento.

Pasarlo bien juntos es clave para la salud de la relación, no abandones la diversión, el juego y la complicidad

7- Otras preocupaciones

Las preocupaciones externas también pueden ser un duro golpe para una relación de pareja. El hecho de que un buen amigo se encuentre en una mala situación o que un familiar esté enfermo, puede ser un condicionante para que la persona afectada explote y tenga “una mala racha”.

O sin ir más lejos la pandemia, el confinamiento y los tiempos complicados que estamos viviendo a raíz del covid-19, pueden llevar a muchas parejas que funcionaban bien, al límite del colapso. 

Este tipo de situaciones son completamente normales y hay que aceptarlas, dado que la vida nos pone continuamente a prueba.

Pero hay situaciones que nos superan y no logramos afrontarlas como un equipo. Y estas son las ocasiones en las que podemos necesitar ayuda profesional para volver a encaminar aquello que sin las presiones externas, funcionaba bien. 

¿Sabías que estos problemas de pareja se podían afrontar con terapia psicológica?

Es posible que pensaras que podía servir para algunos problemas de pareja pero no para todos los que te he presentado.

Si revisando el artículo descubres que os puede venir bien un psicólogo especializado en parejas. ¿por qué no nos contactas? Haz clic aquí y te informaremos de cómo trabajamos. 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies