10 titulares para que entiendas qué es la terapia breve orientada a las soluciones

10/07/2014

Cuando hablamos de cómo trabajamos en nuestro centro, me gusta hacer hincapié en que usamos la terapia breve y que siempre trabajamos orientados a las soluciones. Pero los psicólogos tenemos un problema, hay tantas escuelas, líneas de pensamiento, enfoques o cómo lo queramos llamar, que cuando nos consultas no siempre tienes claro cómo trabajamos realmente o qué nos diferencia a los unos de los otros. Hoy te traigo 10 titulares que marcan y definen nuestra manera de trabajar y que te ayudarán a entender qué es la terapia breve.No importa si nos consultas por problemas de pareja, por la relación con tus hijos adolescentes o con niños pequeños, la terapia breve es útil en cualquiera de estas situaciones.
Terapia breve

1. Tú tienes recursos y fuerzas suficientes para resolver tus problemas

La terapia orientada a las soluciones parte de la premisa de que todos y cada uno de nosotros disponemos de habilidades y recursos suficientes para resolver nuestros problemas. Sin embargo, es posible que en algún momento de tu vida te sientas desbordado o incapaz de poner en marcha tus recursos porque la situación te supera o por una combinación de circunstancias que no te dejan poner en marcha tus recursos. Pero tú sigues siendo una persona capaz y yo sigo confiando en ti. Como psicóloga te acompañaré para que te sientas de nuevo capaz de encontrar las soluciones que necesitas.

2. El cambio es constante

Es muy importante que entiendas que el cambio es constante y sobre todo inevitable. Esto significa que tus problemas no pueden durar indefinidamente, todo tiene un principio y un final y debes activar tus “gafas” detectoras para detectar cualquier pequeño cambio que se produzca en ti o a tu alrededor para poder descubrir qué camino es mejor seguir.

3. Lo que hacemos los psicólogos es identificar y ampliar el cambio

Cuando vienes por primera vez o a lo largo de las sesiones de terapia, te iré preguntando por lo que has ido probando para resolver lo que te preocupa y sobre todo por lo que tú crees que ha funcionado. Es muy importante que pongas toda tu atención en lo que funciona y genera un cambio por pequeño que sea para poder potenciarlo y amplificarlo.

4. No es necesario saber mucho de la queja para resolverla

Seguro que te has dado cuenta de que cuando te preocupa algo tiendes a pensar todo el tiempo en el problema. Lo habrás notado seguro cuando alguien a tu alrededor tiene problemas porque se convierte en una persona monotemática y sin quererlo ese atasco, el centrarse tanto en el problema, no deja espacio para pensar en cómo afrontarlo. Toda esa energía la tenemos que redirigir hacia la búsqueda de soluciones y hacia la identificación de tus capacidades y no a seguir dando vueltas y vueltas como si estuvieras atrapado en un laberinto. Tienes que encontrar la salida y ¡esa es tu prioridad!

5. No siempre es necesario conocer la causa o la función de una queja para resolverla

Cuando un niño pequeño quiere poner los dedos en un enchufe y nosotros queremos evitarlo porque sabemos que es peligroso, no nos paramos a preguntarnos por qué el niño tiene ese deseo de tocar lo que no debe. Simplemente buscamos la manera de que no pueda hacerlo por ejemplo poniendo protectores. Lo mismo sucede con otras cosas que nos gustaría cambiar, a veces es útil entender las causas pero no siempre es necesario, así que la búsqueda de soluciones puede empezar desde la primera sesión de terapia. Deja de dar vueltas al por qué o al para qué y ponte en marcha.

 

Terapia breve

Terapia breve

 

6. Un cambio en una parte del sistema puede producir un cambio en otra parte del sistema

Esta premisa quizás sea más difícil de entender. Cuando hablamos de sistema nos referimos a un conjunto de personas que tienes una relación entre ellas, esto incluye las familias, las parejas, o los compañeros de trabajo, los miembros de la comunidad escolar…

Si queremos que un miembro de un sistema cambie tenemos dos opciones: o pedirle que cambie o cambiar nosotros mismos. Por ejemplo si creo que mi hijo no me obedece, es muy revoltoso y siempre hace lo que le da la gana tengo dos opciones. La primera pedirle que cambie o castigarle o poner en marcha estrategias para que se porte bien. La segunda que suele ser más efectiva (más que nada porque solo depende de ti) es aprender a poner los límites de una forma más efectiva. Por ejemplo puede ser que cuando mi hijo no me obedece yo me altere mucho, pierda los nervios y me ponga a gritar y así no consigo que haya ningún cambio. Sin embargo si confío más en mi autoridad y aprendo a controlarme, es muy posible que cuando le pida algo a mi hijo de forma calmada y segura y por qué no, con sentido del humor, consiga que él lo haga. Esto mismo te sirve para tu pareja, para tu jefe, para tus amigos… en definitiva para cualquier relación con otra persona. Si tú cambias, todo cambia.

7. En una terapia tú decides los objetivos

Los psicólogos somos personas con nuestras propias creencias, valores, prejuicios… y a veces tenemos la tentación de pensar que sabemos qué es lo mejor para ti. Por suerte estamos formados, reconocemos estos impulsos y sabemos frenarlos a tiempo. Tú eres quien fija las metas y los objetivos, quien define las prioridades y decide hacia dónde ir. No dejes que nadie decida por ti.

8. El cambio o la resolución de los problemas pueden ser rápidos

Llevo ya 22 años trabajando como psicóloga, que no son pocos y voy echando cuentas de cuánto tiempo se necesita para conseguir cambios en una terapia. Por supuesto que no todos los casos son iguales, cuánto antes busques ayuda menos tiempo necesitarás para conseguir cambios. Si esperas 10 años entonces es muy probable que el tema se alargue. Pero en cualquier caso en terapia de pareja, puedo contarte que entre 10 y 12 sesiones son suficientes para que haya cambios significativos.


Photo Extremist / Foter / Creative Commons Attribution-NoDerivs 2.0 Generic (CC BY-ND 2.0)

9.No hay una forma “correcta” de ver las cosas

Siempre uso un ejemplo que creo que te puede ayudar a entender por qué podemos tener razón a la vez varias personas aunque digamos cosas muy distintas sobre un mismo hecho. Imagínate que vas por la calle y de repente delante tuyo se produce un accidente, un coche embiste a un ciclista. Llega la policía y empieza a preguntar a todos lo que estabais allí qué ha sucedido. Seguro que cada uno, en función del lugar en el que se encuentra, dará una visión de lo que ha sucedido muy diferente. Ninguno miente, pero cada uno ha visto las cosas desde un ángulo distinto y por supuesto cada uno tiene sus creencias. Estos filtros también condicionan cómo vemos y explicamos la realidad.

Para el policía es importante escuchar las distintas versiones, uniéndolas le será posible entender lo que ha pasado. A mí me pasa igual, tu versión, la de tu pareja y la de tus hijos me ayudan a entender lo que sucede aunque aparentemente las versiones sean distintas y contradictorias.

10. Céntrate en lo que se puede cambiar y olvídate de lo que es imposible o intratable

Cuando nos ponemos en marcha para cambiar las cosas, es mucho mejor empezar por lo que es más sencillo y más fácil de modificar. Una vez empezado el proceso se parece mucho a una bola de nieve que baja por una montaña, se va haciendo más y más grande prácticamente sin esfuerzo. En este punto también te puedo ayudar a decidir por dónde empezar para que haya más posibilidades de cambiar cosas rápido y sobre todo por dónde te vas a atascar y es mejor que lo dejes para más adelante.

Nosotros te ofrecemos terapia breve en Barcelona, terapia breve en El Vendrell y terapia breve en Tarragona. Tú eliges dónde quieres que trabajemos pero si estás lejos de una de nuestras sedes, no te olvides de que también tienes la opción de empezar tu terapia breve online.

Cuánto antes empecemos antes llegarán los cambios. ¿Quieres hablar con nosotros? Te esperamos aquí.

 

Foto 1 

Opt In Image

Suscríbete, es gratis y cada semana recibirás artículos y consejos para mejorar tu relación de pareja y para volver a disfrutar de tu familia

 

Si te ha gustado, compártelo ahora!
Patricia Maguet Levy

Sobre el autor

Patricia Maguet Levy

¿Te ha gustado este post? Compártelo y ayúdanos a difundirlo. Puedes copiarlo o inspirarte en él para redactar tu propio post pero no olvides citar la fuente! Síguenos en otras redes sociales y Suscríbete para no perderte ningún post

Seguir Patricia Maguet Levy:

Dejar un comentario:

Dejar un comentario:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies