10 cosas que debes hacer si tienes un adolescente en casa

15 mayo 2014

Es muy probable que tengas la percepción de que los adolescentes de hoy en día son muy distintos de cuando tú eras adolescente y puede ser que en cierta forma sea así. Por naturaleza los adolescentes son inestables emocionalmente, tienen cambios de humor que no siempre podemos entender, son muy sensibles a las presiones que reciben de sus padres, de la sociedad o de sus iguales. Quieren sacar sus estudios adelante, quieren ser aceptados por los demás, ser populares o tener un cuerpo o una imagen ideales que no siempre serán realistas o encajarán con su propio cuerpo.

A la vez las familias también están cambiando y hay más chicos y chicas que viven con unos padres divorciados y con sus nuevas parejas, con nuevos medio hermanos, conviven con problemas laborales y económicos y se ven afectados por la situación que se vive en casa y a su alrededor.


martinak15 / Foter / Creative Commons Attribution 2.0 Generic (CC BY 2.0)

¿Qué puedes hacer tú como madre o como padre durante la adolescencia?

Aquí tienes una lista de 10 cosas imprescindibles.

1. Tus hijos necesitan que seas su padre o su madre pero no un colega o un amig@, por mucho que luego te critiquen. Debes poner límites y mantenerlos a pesar de que tus hijos no los acepten siempre con alegría.
2. Pregunta si sientes que algo no va bien. Haz preguntas honestas y directas pero evita los sermones y sobretodo avergonzar o humillar a tus hijos. Los chicos y chicas adolescentes se abren con más facilidad si se sienten segur@s y respetad@s por sus padres.

rgallant_photography / Foter / Creative Commons Attribution 2.0 Generic (CC BY 2.0)

3. No te desentiendas de la vida de tus hij@s. Es probable que tus hij@s no te lo expliquen todo. A medida que se hacen mayores puede ser que tomen distancia y quieran mantener cierto grado de intimidad y privacidad. Pero esto no significa que te estén apartando de sus vidas ni que debas dejar de estar atent@. Como decía Celia, «no me gusta tener a mi madre encima cuando lloro pero sí me gusta saber que está detrás de la puerta y se da cuenta de que no estoy bien».

4. Conoce a los amigos de tus hijos y a sus padres. Durante la adolescencia los chavales dan más importancia a sus iguales que a los mayores y es importante que sepas con quien se relaciona, en casa de quién va a dormir, con quién sale, si realmente mañana hay huelga en la escuela…

5. El acceso a todo tipo de pantallas debería tener algún límite. No se puede negar que es una forma de relacionarse casi indispensable para ellos en este momento pero vuestros hijos deben tener también espacios y actividades que no tengan ninguna relación con las nuevas tecnologías.

6. A medida que los  hijos crecen imponer normas se vuelve más y más difícil. Empieza un etapa en la que la negociación es indispensable y los chicos y chicas deben participar también en este proceso. Sentaros con ell@s, exponed vuestras preocupaciones y pactad cuál es la mejor forma de conseguirlo y qué es lo que pasará tanto si cumplen como si no cumplen con los pactos a los que hayáis llegado.

7. No dejes que tus hijos se pierdan las vacaciones familiares o algunas celebraciones y rituales que sean importantes para vosotros por mucho que se que quejen o te digan que son un rollo. Sentirse parte de una familia es algo importante para que se sientan seguros y acompañados.


James Alby / Foter / Creative Commons Attribution-NoDerivs 2.0 Generic (CC BY-ND 2.0)

8. No dejes que tus hijos puedan usar el «divide y vencerás». No contradigas a tu pareja delante de tus hijos por mucho que no estéis de acuerdo. Es importante que vuestros hijos reciban que no hay fisuras entre vosotros. Eso significa que tendréis mucho trabajo para poneros de acuerdo sobre cómo actuar en cada caso pero intentad que vuestras negociaciones internas queden en la intimidad. Podéis hablar los temas fuera de casa o en vuestra habitación con la puerta bien cerrada.

9. Si sospechas que tu hij@ tiene algún problema serio busca ayuda lo antes posible, no esperes a que la situación se complique y se alargue más de la cuenta. Cuanto antes os pongáis en marcha, más fácil y más rápida será la solución.

10. Mantén una relación fluida con otros padres y madres de adolescentes. Se trata de una etapa de la vida de tus hij@s que puede ser difícil, deseperante, frustrante, poco agradecida… Compartir tus experiencias con otros padres y madres te ayudará a sentirte menos sol@ durante el proceso y muy probablemente podrás descubrir formas de afrontar las situaciones con las que te enfrentas, en las que no habías pensado.

 

Estas son las señales de alarma que tienen que llevaros a buscar ayuda lo antes posible

 

Los problemas emocionales van al alza: desde los trastornos de alimentación a la ansiedad, depresión o el consumo o abuso de drogas o de alcohol. Sin embargo sigue siendo habitual que los padres tarden más de la cuenta en buscar ayuda para sus hij@s adolescentes. Recuerda que las intervenciones precoces tienen éxito con mucha más probabilidad y acortarán vuestro sufrimiento y el de vuestr@s hijos.


martinak15 / Foter / Creative Commons Attribution 2.0 Generic (CC BY 2.0)

Busca ayuda si tus hij@s:

      . Van empeorando su rendimiento en la escuela o faltan de forma repetida

      . Dejan de relacionarse con sus iguales o no quieren participar en actividades sociales

      . No quieren seguir practicando deportes o sus actividades preferidas

      . Se escapan por las noches, llegan más tarde de lo pactado, os ocultan con quien han salido, qué hacen…

      . Muestran un comportamiento violento, verbal o físicamente

      . No se comunican con vosotr@s a pesar de vuestros esfuerzos

Recuerda que en nuestro centro somos especialistas en relaciones familiares y conocemos las dificultades específicas de esta etapa de la vida. Ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos a valorar si ha llegado o no el momento de pedir ayuda.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies