¿Sabías que tu relación de pareja tiene contratos escondidos?

21/02/2014

Suele ocurrir que sabemos reconocer en los otros el funcionamiento y vemos muy clara la solución: “En esta pareja, ella se encarga de la casa y él de los niños al llegar del trabajo, para solucionar sus problemas lo que tendrían que hacer es…”

El caso es que después tenemos gran  dificultad en hacernos cargo de las dinámicas propias y nos sentimos “atrapados” y no sabemos como romper esa “pescadilla que se muerde la cola” que es a veces el conflicto en pareja.

Hoy hablaremos de los contratos en la pareja esperando de os pueda ayudar a entender mejor y poder buscar soluciones a situaciones conflictivas que podáis tener con vuestra pareja.

El proceso de construcción de la pareja

El proceso de construcción de la pareja

Un contrato es un acuerdo verbal o escrito, manifestado en común entre dos o más personas. Un contrato implica un compromiso. Fácilmente podemos distinguir dos tipos de contratos: explícitos o implícitos.

 En los contratos explícitos ambas partes conocen que existe este contrato mutuo y en qué consiste. Por ejemplo: los viernes estamos juntos y los sábados yo me voy con mis amigos.

 Los contratos implícitos son estos acuerdos de los que nunca se ha hablado pero que están ahí y que repercuten en la pareja. Suele ocurrir que se establecen desde el principio de la relación sin negociarlos y se consolidan sin que la pareja se detenga a darse cuenta de que han aparecido. Por ejemplo:

  •  Yo me gasto el dinero que tú ganas y tu haces el rol de padre conmigo,
  • Hablar de las ex-parejas es tema tabú

 

¿Identificas algún contrato en tu relación de pareja?

Seguro que alguna vez has pensado : “No sé como esa pareja puede seguir junta” o “Qué injusta es la situación para ella o para él”. Hay parejas que si las miras con cierta distancia pudiera parecer que tienen contratos desequilibrados, por ejemplo en parejas en que él es muy mayor y ella es muy joven.

Aquí podría pasar desapercibido un contrato implícito como este ( de la mujer al hombre): “Yo te doy mi juventud y tu me das tu experiencia”, un contrato que es perfectamente viable y que puede funcionar muchos años.

¿Qué contratos has aceptado tú?

¿Qué contratos has aceptado tú?

¿Se pueden romper los contratos en la pareja?

Los contratos se rompen cuando para una o para las dos partes, deja de ser válido y necesita reformularse.

Poner sobre la mesa cambios en dinámicas de la vida cotidiana como pueden ser recoger a los niños en el colegio o reducir el numero de reuniones con la familia extensa puede tener dificultad. Pero la cosa se complica cuando una de las partes de la pareja se da cuenta de que algo en un nivel mas profundo no está bien.

¿Y qué pasa si no se revisan los contratos de pareja?

Por ejemplo un cónyuge puede aceptar implícitamente un acuerdo condicionándolo a una situación “especial” o determinada: “Mientras estoy sin trabajo, yo me encargo de las tareas de la casa y podré atender más a los niños”.

En estos casos esta persona esperaría que al cambiar la situación a “ ya tengo trabajo”, automáticamente cambie el contrato. El conflicto surge cuando esta adaptación a la nueva situación no ocurre con la misma rapidez en un lado de la pareja que en el otro. Es aquí donde aparecen los típicos: “esto debería salir de ti, se supone que esto deberías saberlo…etc”. Esta dinámica desgasta a la pareja y desemboca en la llamada CRISIS de pareja.

Los contratos tienen la característica de equilibrar pero muchas veces no permiten el crecimiento de una o de ambas partes de la pareja porque tienen un carácter estático que no permite el desarrollo en algunas áreas.

Por ejemplo: “No sacaré el tema de tu dependencia con tu madre y tu no hablarás de mi insatisfacción en el trabajo”.

¿Cómo puedes renegociar los contratos de tu relación?

Creemos que los siguientes puntos pueden ayudaros si sentís la necesidad de un cambio de contrato:

 Permítete sentir que necesitas otra cosa (ampliar el contrato en el tiempo, reducirlo, cambiar los términos…). Muchas veces nos juzgamos cuando algo cambia en nosotros porque nos aferramos a una idea de cómo eran las cosas.

 Cuando esté claro en ti, comunícaselo a tu pareja. En ocasiones no sabemos cómo explicar algo que creemos que puede hacer daño a la otra persona. Cuanto más sencillo mejor. La realidad siempre nos hace bien.

 Asume que la otra persona va a necesitar tiempo para asimilar este nuevo estado de las cosas o esta actualización del contrato. Es importante que respetes el ritmo del otro en la medida de lo posible.

♥ Una vez está abierto para los dos, intenta promover el cambio desde una actitud de apertura. Esto fomentará el movimiento y evitará que aparezcan reproches y quejas.

Nos ocupamos del mar y tenemos dividida la tarea

ella cuida de las olas yo vigilo la marea

Es cansado, por eso al llegar la noche

ella descansa a mi lado

mis ojos en su costado.

También cuidamos la tierra

y también con el trabajo dividido

yo troncos, frutos y flores

ella riega lo escondido

Es cansado, por eso al llegar la noche

ella descansa a mi lado

mis manos en su costado.

Todas las cosas tratamos

cada uno según es nuestro talante

yo lo que tiene importancia

ella todo lo importante

Es cansado, por eso al llegar la noche

ella descansa a mi lado

y mi voz en su costado.

Alberto Pérez

No siempre es fácil identificar y desvelar los contratos implícitos en una relación pero si sientes que hay algo que no funciona y crees que ha llegado el momento de revisarlos, recuerda que os podemos ayudar!

 

Photo credit: Auzigog / Foter / CC BY-NC-SA

Opt In Image

Suscríbete, es gratis y cada semana recibirás artículos y consejos para mejorar tu relación de pareja y para volver a disfrutar de tu familia

 

Si te ha gustado, compártelo ahora!
Sara Remiro

Sobre el autor

Sara Remiro

Hola, me llamo Sara Remiro, soy Psicóloga y Consteladora familiar y Sistémica. Entiendo la terapia como un espacio de crecimiento en el que poder abordar diferentes dificultades (familiares, de pareja, laborales…) en un clima de confianza y apertura.

Dejar un comentario:

Dejar un comentario:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies