26/06/2017

El mes de Junio de cada tiene una característica muy particular, cerca de 13.000 parejas en todo el mundo se dan el Sí, para comprometerse en una relación para toda la vida, por fin tendrán a su lado a aquella persona que los acompañará hasta la muerte.  Pero lamentablemente, esto no funciona así para todo el mundo.

Vamos a ver los factores que diferencian una relación exitosa de otra que no lo es.  Y cómo los hombres y mujeres reaccionan de determinadas maneras.  No es coincidencia que sean los hombres los que más se preguntan: como reconquistar a mi ex?, mientras que las mujeres suelen asimilarlo mejor en un largo plazo.  Veamos!

Estadísticamente, solo 3 de cada 10 matrimonios son realmente existosos, así lo expuso el psicólogo Ty Tashiro en su libro: “Y vivieron felices para siempre”.

Debido a la crisis habitual en las parejas, varios científicos sociales decidieron estudiar el comportamiento de las parejas desde 1970 hasta nuestros tiempos, obteniendo datos totalmente reveladores.  Reclutaron a cientos de parejas y observaron cuáles eran los ingredientes del éxito en una relación.

Los desastres vs Los maestros

Uno de los experimentos más curiosos llevados a cabo por John Gottman y Robert Leverson, consistía en conectar con electrodos a las parejas, de manera que puedan hablar de su relación, mientras se mide el flujo sanguíneo de su cuerpo.  Una vez obtenidos los datos, separaron a las parejas en 2 grandes grupos: “los desastres” y “los maestros”.  Los maestros vendrían a ser las parejas felices, mientras que nosotros, todo lo contrario.

Es curioso que “los desastres” se mostraban muy tranquilos durante la sesión, pero los electrodos indicaban todo lo contrario:  niveles de flujo sanguíneo alto, glándulas sudoríparas muy activas, y ritmos cardíacos muy altos.  Una reacción típica en situaciones de discusión.

Los maestros, sin embargo, mostraban una excitación muy baja.  Se les notaba muy conectados y tranquilos, incluso cuando discutían.  Los maestros lograron crear un ambiente de total confianza, bajo el cual ambos se sienten totalmente cómodos.

Para indagar más en el asunto, en los años 90’s Gottman se montó un super laboratorio en el campus de la Universidad de Washington, e invitó a 130 parejas para simular una especie de vacaciones.

Uno de los temas que más llamó la atención, es el interés mostrado por las cuestiones de sus parejas.  Aunque muchas veces no nos interesen algunos temas de nuestra pareja, hay maneras de abordarlo.  Los desastres, ante pequeñas cuestiones no mostraban entusiasmo ni interés por cuestiones que sus parejas sí: “No me interrumpas que estoy leyendo”, es una respuesta típica.

El secreto de la “bondad”

Las malas reacciones ante esas ofertas de la pareja, solo 3 de cada 10 ofertas mostraban interés, y bajo ese escenario, los que cumplieron esta condición, se terminaron divorciando después de 6 años.  Mientras que aquellos que respondían positivamente ante la oferta en un 87% o más, lograron relaciones totalmente sólidas.

Solo con esta reacción Gottman indica que puede acertar con 94% de probabilidad, si la pareja va a tener éxito o no.  El desprecio es el factor principal de las rupturas amorosas.   Sin embargo la bondad es lo que las mantiene unidas.

Gottman indica que la bondad es como un músculo, que se puede trabajar y mejorar.  En este sentido, la bondad es el predictor número 1 del éxito conyugal.  Es básico que si tu pareja tiene una necesidad, le respondas con interés y apoyo, aún cuando estés estresado o cansado.  De esta manera la bondad se hace más fuerte.

Mostrar interés y apoyo por las cuestiones que entusiasman a nuestra pareja, es básico para que la bondad crezca cada día más.  Los desastres son incapaces de conectar su felicidad.  Por ejemplo si a él lo ascienden en el trabajo, y ella responde: “eso está bien”, no está haciendo ninguna conexión de felicidad con su pareja.  En este sentido, la alegría compartida es básica para ejercitar la bondad.

Solo las parejas generosas y con un nivel alto de bondad, son las que perduran para el resto de la vida.  La buena noticia, es que la bondad se puede ejercitar, así nunca las cosas estarán perdidas si se trabajan de manera adecuada de la mano de un profesional.

Opt In Image

Suscríbete, es gratis y cada semana recibirás artículos y consejos para mejorar tu relación de pareja y para volver a disfrutar de tu familia

 

Si te ha gustado, compártelo ahora!
Patricia Maguet Levy

Sobre el autor

Patricia Maguet Levy

¿Te ha gustado este post? Compártelo y ayúdanos a difundirlo. Puedes copiarlo o inspirarte en él para redactar tu propio post pero no olvides citar la fuente! Síguenos en otras redes sociales y Suscríbete para no perderte ningún post

Seguir Patricia Maguet Levy:

Dejar un comentario:

Dejar un comentario:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies